Blog

Síndrome del pato: ¿cómo deshacerse de la imagen del chico (demasiado) simpático?

En los hombres encontramos diversos comportamientos amorosos, pero si tuviéramos que clasificarlos en 2 categorías, optaríamos por un lado por hombres viriles, seguros de sí mismos y que se hacen cargo de sus deseos, y de los demás por…los Patos ! Si nunca has oído hablar de esto síndrome del pato, te explicamos en qué consiste esa actitud que no te ayudará con las chicas.

Jugando a chicos simpáticos ¡no paga, así que aprende a deshacerte de esa actitud tonta, a recuperar en la mano tus técnicas de seducción y tu vida amorosa!

síndrome del pato

Síndrome del pato: ¿qué es?

Seguro que tienes un amigo que, cuando está soltero, parece inteligente y le gusta hablar de chicas, de sexo y de jugar al hombre. Pero en cuanto se convierte en pareja, cambia completamente ! Contesta el teléfono dulcemente con Sí mi corazón…, ya no pasa una velada con los amigos con el pretexto de que su amada le espera en casa, prefiere tardes de compras por las noches de videojuegos… En resumen, ¡se convierte en un pato!

Este comportamiento, que se define como síndrome del pato, es válido tanto para un hombre que ya tiene una relación como para un chico que coquetea. En este último caso, nuestro bachiller cumplimentará su objetivo a toda costa, accederá a todas sus peticiones ya todos sus caprichos, se prestará a todas las actividades que ella desee. sin afirmar sus deseos y se disculpará en cuanto tenga un gesto o una palabra que su potencial novia considere inadecuada.

Para simplificar las cosas al máximo, lo hará este simpático papel de chico, tipo valiente, incluso perrito en casos extremos. Entre hombres, hablaremos de pato o sin pelotas cuando las mujeres prefieren llamar a este tipo de hombres desde buena pasta.

El problema? ¡Es una muy mala técnica para seducir a una mujer y mantenerla!

¿Por qué debemos deshacernos de esa imagen de chico simpático?

Sufrir el síndrome del pato mientras se encuentra puede tener terribles consecuencias. Una mujer malintencionada puede llevarte en barco meses, sin que tomes la medida del engaño. El pato continuará llenándola de regalos, invitándola a todos los restaurantes ya todas las películas que quiera, y será este compañero perfecto. ¿A qué precio? ¡Esto de tu libertad!

¡Volverse loco enamorado te hace ciego! Es bueno mantener un poco de romance, por supuesto, pero cambiar drásticamente su comportamiento olvidando al hombre que eres es malo.

Por un lado, las chicas terminan cansarse de esta actitudporque se aburren si no tienen a quien enfrentarse. A largo plazo, tu novia puede ir a otro sitio y caer en los brazos de un hombre que asume la responsabilidad.

Por otro lado, este comportamiento te aleja de tus amigos y familiares, porque la chica que idolatrarás representará toda tu vida y la ocupará permanentemente. Aquí también las consecuencias a largo plazo pueden ser desastrosas.

Por último, y esto no es despreciable, podría tener problemas para coquetear si adoptas esta actitud de pato (descubre nuestros temas de conservación con una chica). Demasiado bueno, demasiado estúpido, dice el adagio, y jugando a los buenos chicos te arriesgas a caer en el zona de Amigos más rápido de lo esperado!

hombre pato sumiso

¡Técnicas y consejos para acabar con el síndrome del pato!

Para no sufrir este síndrome del pato, es importante establecer unas reglas, que le permitirá no precipitarse de ninguna en una relación de este tipo. ¡Para el bienestar de tu relación y por tu propia autoestima, te recomendamos que apliques estos consejos contra el síndrome del pato!

Empieza tu relación sin problemas

Si desde el inicio está al 100%, ¿qué quedará para el futuro? Además, si inicias tu nueva relación con los sombreros de la rueda, corres el riesgo de vivir una pasión fuerte pero fugaz, porque una vez agotas las técnicas que te hacen este señor y este príncipe encantador a quien ama tanto, volverás a ser un hombre corriente y servicial del que aprovechará.

Por tanto, es prudente ahorra tu ardor, dando a esta chica un sitio en tu vida, pero sin hacerlo en detrimento de tu propio bienestar.

Continúa las actividades sólo para ti, ver a tus amigos sin él, date tiempo para construir esta relación poco a poco sobre una base sólida, sin que sólo vaya en una dirección (¡la suya!).

Limite los cuidados suaves

Al querer cubrirla demasiado con regalos y cuidados dulces, la acostumbrarás a la cima y ella pensará que todo se le debe.

Sabed que los cumplimientos deberían ser mantenerse casual, por lo que cada uno de ellos acierta. De la misma forma, un regalo o una invitación debe marcar los espíritus, para convertirse en un gesto automático que tendrás que hacer después.

De lo contrario, te culpará no estar tan atento como al principio…!

¡Ver otras chicas!

Por mantiene tu virilidad y tu confianza no tú, ¡no dejes de ver a otras chicas! Pueden ser amigos que te ayudarán a no santificar a tu nueva novia, ver otros objetivos potenciales con los que coquetearás, en caso de que esta nueva relación no lo sea. no tan duradero como podría imaginar.

Si algo va mal, no habrás perdido la capacidad de seducir y no te encontrarás con la cola entre las piernas, desmoralizado, como ocurre demasiado a menudo con los hombres con síndrome del pato después de una ruptura.

Tome la medida de su implicación

¿Y si no estuviera tan implicada en la relación como podría pensar? ¿Qué pasaría si se aprovechara de tu amabilidad y benevolencia mientras esperaba encontrarla? el hombre real ¿qué quiere ella?

Siempre es bueno cuestionar la actitud del otro en una relación, así que preste atención a los detalles y asegúrese de que no seas el único que da vida a esta historia!

deshacerse del síndrome del pato

Duck VS Asshole: encuentra el equilibrio adecuado

Acabamos con una comparación que es importante: la que existe entre síndrome del pato y síndrome del gilipollas !

Si el primero define a un hombre demasiado simpático, muy valiente y totalmente sometido -que cansará a las chicas lo suficientemente rápidamente-, el síndrome del gilipodría podría ser el contrario absoluto. Un chico demasiado seguro de sí mismo, macho, chico malo malo. Muchos piensan que esto es lo que gusta a las mujeres…

Sin embargo, esta actitud de un hombre que juega con su virilidad no va a seducir a las chicas tanto como pensamos. ¿Pero qué quieren entonces? Pues tún mezcla perfecta entre el yerno ideal y el chico que asume sus deseos, sus necesidades y quien toma iniciativas que pueden ir en contra de lo que ella piensa.

¡Depende de ti calibrar tu comportamiento para convertir a las chicas en adictos!

Leave a Comment!